sábado, septiembre 12, 2009

Gente del corazón y sin cabeza

Aunque no vea la televisión y menos los programas del corazón, es imposible no saber de la que se está montando con Belén Esteban, su hija, el Defensor del Menor y todos los que viven de la casquería, famoseo y prensa sensacionalista de este país, exceptuando los diarios deportivos, que aún sensacionalistas, van por otro palo.

Y desde mi más absoluta y contundente declaración de que me importa tres bledos que a Belén Esteban le pudieran quitar a su hija yo dormiré igual de tranquilo, como la mayoría del país, por lo que importar, le importa a casi nadie más que a la familia directa y amigos. Además, me parece que se está exagerando en todos los sentidos, sobre todo en demagógico.

Se ha dicho que cómo es posible que el Defensor del Menor y la Fiscalía se ocupen de Belén Esteban y su hija diciendo que hay muchos sitios donde actuar antes que en este caso. Creo que he escuchado o leído que la propia Esteban ha dicho que se ocupan de ella y cuando va por un aeropuerto y ve a una rumana pidiendo dinero con sus dos hijas, la policía no hace nada. Pues muy mal, la policía debería actuar con la rumana, pero no por eso se debe dejar de actuar contra lo que puede ser importante. Es como si dijeran que por qué actúa la policía contra un ladrón de una tienda y no lo hacen con un ladrón de banco primero; no señor, hay que hacerlo con uno y con otro. Pues igual. Si hay algo que investigar, que investiguen todo lo que tengan que hacerlo a quien use sus hijos para pedir dinero en las calles y a quien utilice directa o indirectamente a sus hijos en televisión para sacar dinero.

Porque quizás la hija de Belén Esteban no sale en televisión y se cuida de que no la graben, pero bien que va aireando por ahí lo mal que la cuida su padre: que si no la va a ver al colegio, que si no habla con ella.... todo lo que se le puede recriminar a Jesulín de Ubrique en privado, pues esa niña puede sufrir en el colegio por parte de otros niños burlas de que si su madre está en televisión, que si se enfada mucho, de que su padre no la quiere... Eso y el maltrato psicológico deben estar separados por poco.

Así que si la propia Belén Esteban ha decidido vender toda su vida en la televisión y aprovecharse de eso, que no se queje de que haya quienes crean que no se puede criar a un hijo de esa forma, porque es altamente discutible. Otra cosa es que quienes la hayan denunciado al Defensor del Menor lo hayan hecho por rencores y enemistades y para joder, básicamente; algo lamentable y que muestra también las relacienes que has formado durante tu vida. Una cosa no quita la otra, ni con ni contra Belén Esteban, nadie lleva razón absoluta y menos en este asunto.

Muse - I belong to you [de lo mejorcito del álbum nuevo]


Imagen: Un peligro del photoshop o de padres que no crían bien a sus hijos, que salgan con esa cara de demonios. Vía, Photoshop Disasters

Etiquetas: , , , ,

1 Comments:

Anonymous feliss said...

Lo importante aquí es que esa niña es la j*dida hija de Chucky.

13/9/09 12:32  

Publicar un comentario

<< Home