miércoles, noviembre 21, 2007

Player1

Si quitamos el post en el que hablo de Zidane y Aramis Fuster (no sé como lo hice, Pablo), hace tiempo tiempo que no escribo uno de esos post de remix, de noticias variadas, curiosas, polémicas o llamativas, simplemente. Hoy va uno relativamente corto.

La web del diario Marca sigue con su fórmula de dar noticias cuya fuente es el diario Marca, que es como si Lydia Lozano dijera que, por ejemplo, la hija de Romina y Albano está viva porque lo dice ella en su página web (o de sus Fanes). Según el diario deportivo, el Real Madrid quiere vender a su jugador Diarra. La noticia es recogida por otros medios rápidamente, como la web de deportes de Terra, una web que siempre ha tenido un carácter mundial, pues sólo así se entiende que pongan en el texto de la noticia frases como "El Real Madrid desea vender a su centrocampista internacional maliense Mahamadou Diarra, comprado por 26 millones de euros al Olympique Lyon en el verano (boreal) de 2006", o "[...] Bernd Schuster, que convenció a la directiva del equipo de ceder al futbolista, quizás en el mercado de invierno (boreal), precisó el periódico".
Lydia Lozano, esa ?¿?¿ del corazón, participa actualmente en el programa de Telecinco 'El ventilador'. La verdad, no había un nombre mejor para describir el programa, sus contenidos y la forma de tratarlos. Coger basura, mierda, y echarla a un ventilador para que salpique lo más posible a cuantas más personas mejor y que, lejos de querer limpiarse, éstas desean hacer lo mismo con los demás.
Por cierto que en el artículo de la Wikipedia sobre Lydia Lozano se dice que el periodismo del corazón es un sub-género del periodismo que se inició en los años 40 en Hollywood. Esto demuestra una vez más cómo en España llevamos cuatro décadas de retraso en casi todos los ámbitos de la vida.
La vida... la chispa de la vida. Eso es Coca-Cola, aunque le pese a algunas empresas que ante esta situación parecen llevar a cabo campañas de publicidad demasiado invasivas. Como es el caso del pobre pakistaní al que unas radiografían demuestran que tenía en su interior una botella de cristal de Pepsi que "al parecer" unos ladrones le introdujeron por el ano después de robarle dos búfalos. Yo me imagino la escena:

- Ladrones: Hola qué tal, buenos días. Este... venimos a robarle sus dos búfalos, si no es molestia
- Pakistaní: Y no queréis mejor una Pespi, chavales?
- Ladrones: Una Pepsi? Joder tío, veníamos de buen rollo sin ánimo de causar daño a nadie y nos ofreces una Pepsi? Ahora verás...

Y el final de la historia ya lo sabéis.

Una historia que sólo podía pasar en Estados Unidos es la de un marine que, después de estar varios meses destinado en Irak, volvió a casa y se enteró de que su mujer supuestamente le es infiel. Y cómo lo ha sabido? Pues a través de la consola Wiiiii y el juego de los bolos de Nintendo y por los avatares [esta palabra nunca me será indiferente] que se crea cada jugador. Así pudo comprobar que había un personaje masculino que no estaba allí cuando se fue a Irak y a través del calendario de la consola, vio específicamente las horas de juego que ha practicado cada jugador y comprobó que el desconocido y el avatar de su mujer habían jugado mucho a los bolos... Ahora se llama así, jugar a los bolos...
Si es que donde estén los Player1 de toda la vida, que se quiten los demás.

Etiquetas: ,

2 Comments:

Blogger Oneyed-Jack said...

macho, no vuelvo a pedir una pepsi en la vida...xD

22/11/07 22:20  
Blogger Sergio said...

Yo es ke soy de Cocacola xD
Ya le he dicho a Montse que le has felicitado de tu parte jejeje

gracias!

nso vemos!

22/11/07 22:56  

Publicar un comentario

<< Home