martes, enero 05, 2010

Blasfemias sagradas

Porque en algunas ocasiones hay gente que expresa justamente lo que tú piensas y de la mejor forma posible, en vez de reiterarse en la idea, es mejor sumarse a sus comentarios. Sobre la ley que considera delito la blasfemia en Irlanda, desde Escolar.net, un usuario que firma como Moreno:

(...) la cortedad de vista de los católicos y por extensión, de los fieles que creen que esta ley y estas disposiciones van a servir para proteger su fe y, por lo tanto, es cosa buena.

Porque, no nos engañemos, cuando el católico español o irlandés piensa en una blasfemia, está refiriéndose a una contra su dios, no contra los demás. En España, por ejemplo, la gente piensa en un “me cago en dios” como blasfemia, pero nadie piensa en un “me cago en Alá”, o “me cago en “hare Crisma”, o en “me cago en la Iglesia de la Cienciología”, o incluso “me cago en el reverendo Moon”

Por su puesto que, a regañadientes, los católicos irlandeses, y si se acerca la ley esta a nuestros lares, los nuestros, tendrán que aceptar a regañadientes que sea blasfemia cagarse en representantes de otras religiones, lo cual puede resultar en curiosas condenas si se les ocurre elegir a Tom Cruise, por ejemplo, líder religioso en la Iglesia de la Cienciología.."

(...)

Yo, por supuesto, pediré in-me-dia-ta-men-te la consideración del Spaghetti Volador como Dios a proteger de todo tipo de blasfemias (incluida la negación de su Divinidad ¡no faltaba más!)"

(...)

Lo que nunca aceptarán los católicos (ni patrios ni irlandeses, me temo) es que merezca el mismo tipo de reproche una blasfemia contra un líder político, o futbolístico. Apuesto que nunca aceptarán que un “me cago en Joan Laporta” sea una blasfemia y castigado como tal. Con la cantidad de “me cago en Zapatero” que se leen (...)

Y es que se permita insultar a los miembros de un partido político, a sus fieles y a sus creyentes, y no en cambio a los miembros de una determinada religión. “Hombre, claro, es que no es lo mismo” te dicen los católicos cuando les afeas que te cuenten chistes de “lehendakaris” y madres prostitutas, después de haberte fulminado por un comentario (respetuosos, pero descreído) sobre la paloma que dejó encinta a una moza. En el fondo, ese “Hombre, claro, es que no es lo mismo”, se traduce por “Mis creencias son mejores que las tuyas, dónde va a parar”. Que es lo que los católicos irlandeses están a punto, o han aprobado ya.

(...) por qué se permite insultar en los Foros –y en la calle- abiertamente a Carod Rovira, o Florentino, pongo por caso, que después de todo son personas físicas, de cuya existencia no duda nadie., y en cambio va a ser castigado un supuesto insulto a una entidad incorpórea cuya existencia no está probada.

A lo mejor es porque, después de todo, Carod Rovira ya puede acudir a los Tribunales, o soltarte un sopapo.

Si es el caso, si la Ley contra la Blasfemia no va a acoger los insultos contra Laporta o Del Nido, y sí contra otro tipo de entidades sin manos para dar collejas, resulta curioso pensar en qué poco tienen los católicos a su Dios que, omnipotente y todo, no parece capaz de castigar por sí mismo a los incrédulos, cuando tienen que crear leyes para vengarle…"

---

Soberbia esta reflexión acerca del pelgri de que la religión vuelva a dictar las leyes civiles paíoses democráticos y de libertades fundamentales. Alguien ha puesto en marcha el condensador de fluzo... viajando al pasado... a la Edad Media...

Etiquetas: , ,