martes, marzo 03, 2009

Protestas vecinales

Hoy, el barrio de San Andrés de Málaga ha vuelto a ser.... San Andrés, el Nuevo San Andrés, que es todo el nombre del barrio.

Hemos vuelto a ser protagonistas de los medios de comunicación, y con toda la razón de los vecinos que se han manifestado y protestado por el incomprensible retraso en las labores de reparación de los tejados de algunos de los bloques del barrio, un mes después, un mes, de que pasara aquel tornado, el más fuerte ocurrido en zona poblada en España en 150 años.

A eso de las 10 de la mañana, varios vecinos han comenzado a cortar la Avenida de Europa a la altura del barrio, cortando el tráfico en ambos sentido. La protesta, bien clara: con las lluvias de la noche anterior, se han anegado los áticos, los novenos e incluso algunos octavos y séptimos pisos, y eso es imposible de aguantar, por lo que, desesperados, han cortado todo lo que han podido, han llamado a los medios y la han liado un poquito parda en el barrio.

Diciendo por delante que tienen toda la razón y que no deberíamos estar en esta situación y que lo que están pasando no puede saberlo nadie que no lo pase, he presenciado un par de cosas que me han parecido lamentables que se hayan producido en la manifestación. Y estas tienen que ver con que han cortado el tráfico incluso para los autobuses urbanos, es decir, para gente normal, corriente, trabajadora, que usa la línea 1 de autobuses, la que pasa por San Andrés, la que sirve a los propios vecinos; y no les han dejado seguir, por lo que perjudicas a todos, incluso a los tuyos. Y lo segundo, que ha sido increíble verlo, es que no han dejado salir del barrio a ningún coche, coches de más vecinos de San Andrés, que no eran otras personas de otros lugares, sino nuevamente los propios vecinos.

Ya digo que en el motivo no les falta razón, pero hay que pensar un pelín en todos aquellos que no tienen ninguna culpa; que cortando la avenida de Europa, una arteria importante de la zona oeste de Málaga, al tráfico privado, se hacen más que notar, pero autobuses públicos y los coches de los propios vecinos... en fin.

Esta noche, a eso de las 8.30, me han contado en casa que se ha vuelto a liar, pues los vecinos han echado mano de los contenedores de la barriada para cortar la calle. Por supuesto, ya no han venido sólo un par de coches de policía y 3 de bomberos como ha ocurrido durante la mañana, sino que se han presentado hasta 6 furgonetas de la Policía Nacional para devolver la calma a la calle y al barrio. Cuando yo he llegado a las 9.30, ya parece que estaba todo listo, tanto que el barrio era casi fantasmal, sin nadie en la calle. Curioso de ver.

Mañana/hoy miércoles, está anunciado la llegada de unos 10 camiones, grúas y otros vehículos para realizar trabajos en los tejados de los edificios afectados, después de que, un mes después, un mes, haya vuelto a pasar un helicóptero para ver el estado de las techumbres. Han comunicado también que se retiren todos lo coches aparcados en las calles del barrio, lo que va a ser complicado que se cumpla para primera hora de la mañana. A ver si lo que ha ocurrido este martes sirve para que se pongan de verdad las pilas y trabajen duro, con los medios que hagan falta, para dar solución a esas familias que hoy y que desde hace semanas, no pueden dormir en sus casas.

Etiquetas: , , ,