sábado, noviembre 25, 2006

Lo mejor es no caerse

Dicen que el ser humano es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra. Por si algún día tropezáis con alguna piedra que os haga caeros desde una altura considerable, ahí van 10 consejos que pueden que os salven la vida en esas situaciones. Sacada la traducción de la web de Microsiervos (blog de visita diaria obligatoria):

  1. 1. Intenta frenarte un poco, maximizando la superficie para crear más rozamiento. (Lo cual puede servirte de poco a menos que te hayas caído de un avión. Hay mucha física en el desafío a la ley de la gravedad.)

  2. Encuentra un buen lugar para caer. Cemento, tejados y superficies (ejem) «inflexibles» son malas. Nieve, agua, vegetación y árboles son menos malos. Si caes al agua, también buscar un buen ángulo de entrada, pues si a veces duele el pecho al caerse plano, hacerlo desde una altura considerable puede matarte, como si te estrellaras contra una pared de cemento (la tensión superficial del agua).

  3. Dirige un poco tu caída (en plan superman, literalmente). Sobre todo si caes desde un avión. El tiempo de caída puede estar entre 1 y 3 minutos, lo suficiente para poder “volar” hacia delante y recorrer un par de millas y caer en algún sitio menos ‘hostil’.

  4. Dobla las rodillas.

  5. Relájate (aunque puede resultar un poco dificilillo). Si estás muy tenso, los músculos no absorberán parte el impacto y sí lo harán los órganos internos en su totalidad.

  6. Cae con los pies por delante. Independientemente de la altura, los pies por delante. Cuanta menor sea la superficie, mayor energía absorberán pies y piernas y se llevarán lo peor del impacto. Y los dos pies al mismo tiempo. Por ‘fortuna’, el caer con los pies por delante es algo instintivo, así que ayuda a tu instinto a salvarte la vida.

  7. Y con los tobillos si es posible. Con los dedos apretados fuertemente.

  8. Protégete la cabeza. Usa los codos para proteger la mayor parte de la cabeza y posiciónalos de la mejor manera según veas que vas a impactar contra el suelo.

  9. Controla la orientación de tu cuerpo. Tras el impacto inicial lo mejor es intentar girar para caer de lado o de espaldas. La idea es distribuir las fuerzas. (Probablemente te rompas todos los huesos, pero la idea es sobrevivir).

  10. Consigue ayuda médica inmediatamente. (Hey, ¡gran idea!) La web original dice que si sobrevives a la caída, incluso puedes creerte que estás bien físicamente, con algo roto pero bien. Cuando quizás tengas lesiones internas que acaben por desangrarte y matarte. Por eso aunque te sientas bien, hay que ir al hospital.


La moraleja de la página original, según sigue el post de Microsiervos, es:

“La gente raras veces sobrevive a caídas de más de 30 metros, y la mortalidad también es bastante alta para caídas de incluso 8 ó 10 metros. Lo mejor es no caerse.”


Ea, ya sabéis todo lo necesario para intentar no mataros si os caéis de muy alto. Así podréis cumplir el dicho y volver a tropezar con la misma piedra la próxima vez. Suerte en vuestra próxima caída.



1 comentario:

Oneyed-Jack dijo...

Será cuestión de hacer caso del consejo...más vale prevenir que curar.

Un saludo, incluso dos si hace falta!