miércoles, enero 03, 2007

Too much love will kill you


La mantis religiosa se queda en nada al lado de estos pececillos...

Reproducción del pez betta. La reproducción del Pez Betta es cuanto más curiosa, aún no se conoce al cien por cien el comportamiento de estos peces, no obstante, se puede seguir una norma general para su reproducción:
  • Inicialmente deben separarse macho y hembra en distintos acuarios de tal forma que los peces no tengan contacto físico pero puedan verse. [el roce visual también hace el cariño]

  • En un momento dado el macho empezará a construir un nido de burbujas en la parte superior de su acuario. [un detallazo, pa que luego digan de los machos]

  • Cuando el nido esté listo, se procede a juntar a los dos peces en el mismo acuario, aquí pueden suceder dos cosas: o bien el macho ataca constantemente a la hembra, en cuyo caso se procede separándolos y volviendo a intentar los pasos anteriores con otra hembra, por otro lado puede que el macho reciba bien a la hembra, en cuyo caso, si la hembra quiere, el macho procederá a abrazar a la hembra con sus aletas y su cuerpo formando una especie de bola. [más o menos como las personas: o atacas o abrazas]

  • Una vez unidos la hembra desovará en el fondo del acuario, donde el macho fertilizará seguidamente los huevos. [juntos pero no revueltos]

  • Cuando los huevos eclosionen, se retirará rápidamente a la hembra del acuario ya que, seguramente se coma los huevos y las crías, además el macho en estos momentos es muy suceptible de asesinar a la hembra. [contruir un hogar no es nanda sencillo]

  • El macho se encargará de cuidar a las crías.

Lo que le faltaba al "Loco", un pez asesino...

3 comentarios:

Fernanda Pedrotti dijo...

Me ha gustado mucho tu blog! Saludos de Barcelona!

Raúl dijo...

Muy bueno tu blog, me gusta la verdad. Un saludo de un compañero de instituto cuyo nombre se parecia a Emilio Prados y de pupitre también.

Un abrazo

Francis Moriel dijo...

Con qué poquito se alegra uno la noche con comentarios así. Bueno, los comentarios en sí son lo de menos. Lo mejor son los firmantes. Un saludo Fernanda
y un abrazo Rau!!