miércoles, marzo 21, 2007

El arte de la deconstrucción

Hace muy pocos días, los propietarios de Torre Espacio han celebrado se ha convertido en el edificio más alto de España. En la frase anterior hay varias palabras que definen mucho a este país: “propietarios”, “edificios”, “celebración”.

Nos gusta construir y nos gusta la fiesta, así que no es extraño que se haga una al finalizar un edificio que supone ser por ahora el “techo de España”. Por ahora, sí, porque ‘en breve’ los 223 metros de altura de Torre Espacio serán superados por los 236 metros de su vecina Torre Sacyr Vallehermoso, así que por suerte, tendremos otra fiesta de inauguración. Pero quizás dos no sean suficientes, así que después podremos asistir por televisión [porque no creo que nos inviten a ir] la fiesta inaugural de Torre de Cristal, que con 249 metros será la nueva reina de las alturas españolas. Y si aún le quedan ganas de marcha, puede ir pidiendo la entrada a la fiesta, que se supone que será la repanocha, que darán al término de la construcción de Torre Repsol, que con 250 metros, uno encima del otro, será definitivamente el edificio más alto de España. Vaya cuatro patas pa’ un banco….

Con tanto plan de fiesta acaba uno hasta cansado. No como los americanos, que no sólo hacen fiestas para inaugurar edificios, sino también cuando los ‘deconstruyen’ [me encanta esta palabra]. Véase, por ejemplo, el espectáculo que organizaron para implosionar [otra palabra que me gusta] el Casino Stardust de Las Vegas.


[Info vía Skyscraperpage.com y

vídeo vía Retiario, blog de Pepe Cervera en 20minutos.es]

Etiquetas: ,