miércoles, mayo 02, 2007

Pilotando

Mi problema de procrastinación continúa y en ocasiones no es muy recomendable ni productivo, más cuando la falta de organización es un rasgo inherente y fuerte en mí. Mis intentos de llevar unas anotaciones sobre las tareas que tengo que hacer y un bloc de notas tanto en el Google Desktop como en el móvil no dan muchos frutos. Muchas cosas se me olvidan hacerlas y otras simplemente van retrasándose para hacer otras cosas como, por ejemplo, escribir este post.

Ahora mismo debería estar mandando un mail a mis compañeros de canal de televisión para decirles que tenemos que quedar nuevamente para ir perfilando los temas que conformarán el informativo final así como el piloto2 del próximo 16 de mayo. No hemos tenido mucho descanso, pero estos pocos días para desconectar han venido bien. Pronto volverán los nervios, jaleos, tensiones, prisas y agobios por grabar más noticias y reportajes. Esperemos que esta vez sea más rápido, algo de experiencia ya tenemos. Algo y buena, muy buena, viendo cómo nos salió el programa piloto1 el pasado lunes 30. A mí me encantó: me gustó cómo trabajaron mis compañeros, cómo trabajamos todos juntos, coordinadas 15 personas para un mismo trabajo. Salió, como diría aquél, cremón cremón [por qué no me extraña que Word no acepte esa palabra…] y aunque tuvo sus fallos (uno destacable mío como pinchacámaras), la sensación de un buen trabajo en equipo era palpable.

Que saliera bien después de tanto trabajo por hacer los reportajes y preparar los demás contenidos del piloto1, me produjo una descarga de adrenalina y tensión que no suelo exteriorizar muchas veces, y cuando pasa, no me extraña por qué no es habitual. Tras la grabación, nos pusimos a ver el programa y la verdad es que me pude pasar un poco con la profesora que vino a grabar el piloto por una tontería de concordancia entre palabras y que encima llevaba razón ella y los que lo vieron también así. En tono medio serio, medio em broma, con mezcla de ironía, sarcasmo y bordería, estas últimas semanas también he sido algo seco con compañero de grupo del reportaje, con un par de respuestas que, aun siendo cortantes y bruscas, no me sentaban tan mal al momento, aunque luego, se ve, dan algo de remordimiento.
Como a Letichan*, coeditora de un blog que pretende “hablar sobre las relaciones humanas, amor, amistad, odio...anécdotas y pensamientos que serán contados en todo momento desde el máximo respeto tanto a la verdad como a las personas" [menuda cuña], decir “no” es una de las cosas que más me cuesta hacer y decir, y cuando las digo sinceramente, sin pensar en las consecuencias, o más bien, pensando más en mí, me suelo sentir bien, como algo liberado. La verdad que tengo que aprender a seguir diciendo “no” a muchas cosas, sin pensar en exceso la reacción de los demás, por supuesto sin faltar al respeto a nadie ni dejarlos mal o con problemas. No soy malo, ya me lo han dicho alguna vez […], y encima, no sé ser malo, lo que hace que se note cuando uno lo hace y termine haciéndolo mal [hacer mal el malo, sí, es otra de las mías]. Me tengo que acostumbrar yo y también los que me conocen un poco a estos momentos míos que no son más que parte de mí. Es un galimatías este párrafo, lo sé, pero para explicarlo, voy a decir algo que llevo tiempo diciendo a más de uno: recordáis a Ned Flanders explotando de rabia en aquél capítulo de los Simpson? Pues eso es una tontería el día que reviente yo… Y quien sabe si será verdad.

*El blog de Letichan, que escribe junto a mi amigo José, es uno de varios blogs en los que estoy de coeditor, algo que agradezco a quienes han pensado en mí para colaborar con ellos en estas aventuras de Internet. Entre la falta de tiempo para escribir en ellos un tema propio, mi procrastinación [voy a regastar esta palabra] y el que no veo que mis posts puedan incluirse en esos blogs por la temática, aún no he escrito nada en ellos, me gustaría mucho. Por ello, les pido disculpas a los demás editores, aunque como sé que puede que no lo cumpla, no me comprometo a nada más allá de hacer todo lo que pueda para colaborar con ellos.
Bueno, voy a ver si mando ese mail al grupo, miro el título de unos libros de la biblioteca de la Universidad, hago un poco del trabajo de métodos y pierdo el tiempo esta noche más tranquilamente.
[foto 01-05-07: Semáforo del centro de Granada.
Nunca había visto uno así y no son feos, la verdad]
-----
Casualidades de la vida, no sabía que esta canción de Bob Dylan, que he escuchado tantas veces por m80 y que he buscado hoy el videoclip en YouTube, hablaba de esa historia real de la que también habla esa película que tanto te gustó y quieres que la veamos, Antonio. Huracán Carter. Quiero verla también, así que busca una fecha cuando quieras.


Bob Dylan - Hurricane


Etiquetas: , , ,

1 Comments:

Blogger Oneyed-Jack said...

Tranquilo hombre, si no tienes tiempo, no tienes!Es un problema común hoy por hoy, ya se que mal de mcuhos consuelo de tontos, pero...que se le va a hacer
No te va a pasar nada, tomátelo con calma. Aunque letichan hace kickboxing...piensalo xD

Un saludo!

2/5/07 20:12  

Publicar un comentario

<< Home