lunes, octubre 15, 2007

Mal de lo mío

Madre mía qué despertar de la siesta acabo de tener.
Suena el despertador del móvil y en ese estado de duerme vela tan mono algunas veces y tan jodido otras, me ha entrado un no-se-qué-qué-se-yo de angustia impresionante. No ha sido ni tres tandas del sonido del despertador, pero me ha dado tiempo a tener un diálogo conmigo mismo tal que así:

- Mmm el despertador. Un momento, si ya me desperté esta mañana..
- Claro que sí, si hasta he madrugado y todo. y me han llamado por teléfono después.
- Si he ido a tal sitio, y he vuelto. Coñe [expresión felissiana], que recuerdo que he entrado en una curva de la autovía algo más rápido de lo que debería ý se me ha caído una botella de agua que llevaba en el asiento de al lado...
- Claro, que en cuanto he comido me dicho de echarme una siesta, que no estoy acostumbrado a madrugar.
- Anda, que es el de la siesta.

Y he estirado el brazo y, en efecto,las 17.30, fin de siesta. Buff

Etiquetas:

1 Comments:

Anonymous manu said...

Háztelo mirar xD

16/10/07 11:27  

Publicar un comentario

<< Home