lunes, octubre 01, 2007

A bad day

Debe ser que soy Leo y por eso me gusta organizar y/o formar parte de las cosas. Durante las últimas semanas he sentido el gusto de preparar una fiestecilla de cumpleaños a dos amigas. Llamadas, visitas a unos y a otros, mensajes a móviles... todo para que cuanta más gente pueda participar y estar al tanto, mejor. Es fácil y grato cuando la gente con la que quieres contar pone toda su voluntad y ganas en colaborar y participar. Es algo menos grato cuando toca decir algunas mentirijillas o no poder contar todo a quienes se les va a sorprender, sobre todo si eso hace que se te puedan enfadar un poco y uno sea el malo de la película durante un par de días.
Las ganas de que todo salga y lo que salga lo mejor posible son siempre superiores a las complicaciones y quebraderos de cabeza que puedan haber surgido en cualquier momento.
Y qué decir cuando ves a amigos que hacía tiempo que no ves y tras un par de minutos es como si nos hubiéramos visto hace dos semanas.

Lo mejor fue que las sorprendidas lo estuvieron de verdad pues en ningún momento se lo esperaban. A esto ayuda también el que se celebre un cumpleaños días después de la fecha correcta. Se fueron con las manos llenas de regalos, que es lo que pasa cuando uno tiene amigos, y con cierta cosa de no saber aún a qué venía tanta fiesta. Una de las cumpleañeras me ha vuelto a decir hoy que no entendía por qué tanta molestia en organizar algo así. La respuesta es rápida y fácil: y por qué no?
Aunque claro, quizás no esa no sea la única respuesta ni motivación...

Una vez pasado todo esto, el domingo tuve un día de esos de bajón, sin tensión ni deberes que hacer y sin esa adrenalina en el cuerpo de la última semana, por lo que no tuve muchas ganas de hacer demasiado. Encima era 30 de septiembre, un mes que se me ha pasado tremendamente rápido.

Para uno que tiende a ser optimista, alegre y que suele busca lo positivo de las cosas, días así no sientan nada bien. Pero qué le vamos a hacer, cualquiera puede tener un día menos bueno, incluso dos. Y encima, estamos ya en octubre y aún me falta algo por hacer que, además, no sé si podré.

Etiquetas: ,

2 Comments:

Blogger AguBcN said...

Buenas crack!

la verdad que te entiendo perfectamente!! yo tambien soy de los que organizan los cumples, y son un follon! llamadas, mensajes, dinero, regalos... acabas despues de bajon total! he llegado a pensar en quedarme excluido de cualquier cumple pq son problemas y mas problemas, pero luego la ilu que hace al ver las caras... jejeje

animo crack! nos vemos!

1/10/07 21:22  
Blogger Francis Moriel said...

jeje agu (hace cuánto que no te llamo agu?), seguro que no, pero por si acaso no me he explicado demasiado bien aclaro que me encantan estos 'follones' eh, lo que pasa que como nos pasa a ambos, el bajón es cuasi inevitable. Aunque ya digo k no es sólo eso, pero weno, no se puede tener todo.

Un abrazo nen :)

2/10/07 00:13  

Publicar un comentario

<< Home