viernes, enero 04, 2008

Guitar!!

Dos temas. El primero cortito, pero profundo. Hoy es viernes 4 de enero. Puede que sea que aún no he acabado del todo de aterrizar en el año y ande algo perdido, pero no me digáis que no queda mal que un viernes sea dia 4, no le pega. Al contrario que la semana que viene, que hay un martes 8. Ésa sí que es una buean combinación.

El segundo es sobre uno de mis propósitos no de año nuevo: ponerme cada día, o cada vez que pueda haciendo un poder cuando sea necesario, a darle a las cuerdecitas un rato, una hora o el tiempo que pueda y aprender a tocar la guitarra. La pregunta es bien sencilla: cuándo lo dejaré?

Ayer cogí por primera vez la guitarra acústica que le regalaron a mi hermano. La he cogido con intención de aprender a tocarla, algo (cogerla) que me ha llevado dos días. La guitarra viene con un curso de aprendizaje "impartido" por Kevin Garry, nuestro queridísimo amigo Kevin Garry (cada vez quedigo su nombre me sale el tono Nui de Celebrities - Hoy... Kevin Gaarri), que ni siquiera viene en la Wikipedia [de dónde sales, Kevin?]. La verdad que mi primera lección de introducción al mundo de la guitarra, sus elementos, sus denominaciones, sus tipos, colocación, manejo, limpieza y todo lo demás que equivale a no tocar nada, he pasado un pelín algo por encima. Como todo novato que quiere aprender algo nuevo, me he creído capaz de poder empezar a tocar notas L'orealmente [porque yo lo valgo]. Y bueno, ya he entendido de verdad qué es un acorde (gracias por los aplausos), por qué suena como suena apretando las cuerdas contra los trastes y cosas así.

Conociéndome, tengo dos grandes problemas para conseguir algo destacable como guitarrista amateur de los malos: no suelo tener mucha constancia en muchas cosas. Falta de disciplina? Quizás. Disciplina o aburrimiento, a medias. El segundo problema es que mi mano izquierda, la que se usa para pisar las cuerdas, es nula de solemnidad [me gusta esta expresión]. Es algo que ya tengo comprobado de siempre y que en mi última incursión en el mundo de los malabares con cariocas, cualquiera puede verlo, especialmente la carioqueña mayor del reino.

Siempre he tenido la sana intención de poder usar mi mano izquierda para más cosas. Hay veces que me da por convertirme en zurdo y hacer algunas cotidianidades con la mano izquierda, aunque no suele pasar de sostener en abanico las cartas cuando juego al chinchón. Qué le vamos a hacer, no me hace ni puñetero caso, es más débil y se queja más por trabajar menos, aunque si prosigo con lo de la guitarra le va a tocar currar más. Por cierto, soy el único cuyo dedo anular se llame anular no porque provenga del dedo donde se pone el anillo sino porque es nulo de por sí?

Además de estos dos inconvenientes, creo que debería reseñar también que no me gusta la música en cuanto a teoría, que no sé tocar ningún instrumento aparte de aporrear mi escritorio con los nudillos y que tengo muy mala memoria, por lo que ahora mismo, con una hora y 10 minutos de guitarreo, veo imposible que me pudiera acordar de los acordes. Ahora mismo, que sólo he tocado tres [iba a poner "aprendido"], C, G y G7, ya dudo hasta dónde iba cada uno.

Una idea para aprender y estudiar los acordes y sus posiciones, así como los nombres y números de las cuerdas y las notas, es imprimir los acordes y ponérmelos en la pared que tengo frente a mí cuando esto al ordenador. Así es imposible no verla 100 veces al día y con mi memoria fotográfica de 0.3 megapixel y 28 kb de capacidad se me podría quedar. Pero claro, esta misma idea la tenía para estudiar las declinaciones latinas y griegas y el mapa de las conquistas napoleónicas en bachiller, y multitud de listas de características de cualquier cosa que tuviera que estudiar. Nunca lo he hecho. Son de esas ideas que creo que son buenas y comaprto con los amigos, pero también son de esas ideas y consejos que se engloban de "haz lo que digo, aunque yo no lo haga", que tiene su cenit en "lo mejor y más sencillo es estudiar una horita cada día, o menos!, con estudiar lo visto en clase el mismo días, hasta seguro que es menos tiempo". Tampoco he podido estudiar nunca a diario porque se me acaban olvidando las cosas, y para estudiarlo dos veces, prefiero la semana antes y listo.

Volviendo a la guitarra, que se me queden las marcas de las cuerdas en los dedos creo que es lo más normal. Entre la ignorancia, la falta de práctica y el querer pisar bien las cuerdas es lógico que se me queden marcadas y duela un pelín las llemas de los dedos. Supuestamente, el amigo Kevin dice que hay que hacerlo con suavidad, pero teniendo en cuenta que hay que curvar las falanges tanto, es difícil hacerlo suavemente sin pisar las cuerdas adyacentes.

Práctica y práctica, así lo veo yo ahora mismo y no me corre mucha prisa en saber tocar nada en especial. Me conformo con que parezca que sé tocar algo la guitarra dentro de un mes o dos, si es que para esa fecha sigo con ello que mucho me temo que no será así, porque nada más acabar hoy he pensado que pronto tendré que ocupar mi tiempo en otras cosas profesionales además de las de ocio, por lo que no sé de dónde podría sacar el tiempo y las ganas. [Sí, me estoy auto picando a ver si lo cumplo].

---
En las reseñas de esta canción señalaban que era la primera vez que Robbie Williams decía en mitad de una canción "Guitar!!". Qué cosas resaltan de una canción para no mojarse más.


Robbie Williams - A place to crash



Etiquetas:

4 Comments:

Blogger Sergio said...

bueno... al menos te distraes, nose pq pero me das un aire a cuando diego Serrano imitaba al fran perea en los serrano tocando la guitarra xDD (ahora es cuando tu me dices: no veo los serranos) y yo quedo mal... xD

weno nen, espero ke hagas progresos!

saludos

5/1/08 01:30  
Blogger Francis Moriel said...

No veo los serrano, nen. En serio, nunca he visto más de 10 minutos seguidos.

Yo también espero hacer progresos, porque peor que antes no se podía estar, kicir, antes no sabía ni coger una guitarra; ahora casi parece que sé hacerlo.

Adeu!! :P

5/1/08 14:02  
Anonymous Cuatrotrestres said...

Las marcas en los dedos serán perennes, no podrás volver a acariciar suavemente nada porque raspará como su puñetera madre. Yo llevo dos años y siguen ahí las muy jodías.

Constancia y muuucha paciencia, un consejo, no sustituyas los acordes difíciles por otros que "te suenen parecido" porque ni de coña, así lo hacía yo y perdí mucho tiempo enmendando el error.

Suerte compa!

5/1/08 17:59  
Blogger Oneyed-Jack said...

yeah!

Aviso, no sigas aprendiendo a tocar la guitarra, figura. Esta cientificamente comprobado que te transformas en un iman para las mujeres y en el centro de todas las fiestas y moragas. Eso es para gambiteros, que tienen querida y que se acuestan tarde y no queremos eso ¿verdad?xD

Un saludo!

7/1/08 14:13  

Publicar un comentario

<< Home