miércoles, enero 30, 2008

Des-examen

No lo oís? Sssssshhh, esperad a ver si vuelve a escucharse.... ah pues ya no se oye, no. No se oyen los innumerables suspiros cada vez que tenía que enfrentarme a un nuevo párrafo, una nueva página o un tema nuevo de los apuntes que estudiar para un examen. Ahora son suspiros de tranquilidad, de buen rollito, de es febrero, y?

Me han preguntado varias veces si echo de menos la universidad. Quizás lo normal sería hacer como que uno se pone a pensar en aquellas cosas que uno hacía y tras unos segundos contestar que sí, un poquito y tal. A mí me falta tiempo para responder que no, rotundamente no la echo de menos, porque lo bueno que he tenido en ella me lo he podido llevar fuera: mantener las amistades y el contacto con algunos compañeros.

Para mí, lo de "la vida de estudiante es un chollo/la mejor" sigue siendo un mito que no comparto. hemos pasado la mayoría de nuestra vida yendo a colegios, institutos y universidades a tener que aprendernos cosas obligatoriamente y sin recibir casi nada a cambio, y lo digo yo que he sido un alumno de buenas notas casi siempre, buen comportamiento y que ha pensado que estudiar era una obligación personal y no una imposición simple para sacar buenas notas. Bueno, reculo un poco y digo que a cambio podríamos haber recibido una educación y conocimientos que nos permitirán vivir en años futuros, vale. Lo acepto en parte, sobre todo en formación, porque a mí la educación me viene de casa y lo que he hecho es llevarla a la práctica allá donde voy.

Pero aparte de eso (que tampoco es poco) no hemos recibido nada. Y el trabajar es otro mundo. Evidentemente hay miles de matices, pero actualmente yo me siento muy bien en cuanto a lo profesional, pues además de hacer algo que en estos momentos me llena en parte, tengo la permanente buena sensación de saber que trabajar es lo único que tengo que hacer a lo largo del día, que el resto del tiempo (poco) es para mi ocio. Antes uno tenía su ocio, pero vivía amargado pensando en que al día siguiente tenía que ir a clase, que tenía que estudiarse algo o hacer ejercicios, o quedar con compañeros para hacer un trabajo invirtiendo gran parte del tiempo en ir y venir del lugar de reunión. Trabajando no es así. Siendo consciente de tu jornada laboral, es ceñirte a ella en cuanto puedas y el resto a vivir sin demasiadas preocupaciones.

Ciertamente este es un punto de vista, una actitud que se basa en la falta de responsabilidades que tiene uno que asumir cuando se va haciendo mayor en materia de gastos y familia. Pero eso será otra etapa de la vida que ahora no me urge. de momento toca disfrutar todo lo que se pueda de estos años con los amigos, con la familia y con todo el que quiera divertirse un rato. Y la próxima gran parada es.... Soportujar, Granada.

Repito vídeo y mensaje: No te echaré de menos en septiembre...
Los Piratas y Amaral - Años 80
(No te examré de menos en septiembre

Nota: el título del post es obra de una falta de inspiración para el mismo del 15. Se aceptan sugerencias

Etiquetas: , ,

3 Comments:

Blogger Pablo J. Rivera said...

Tienes razón! Esto de estudiar es una amargura de 24 horas de jornada laboral...

31/1/08 10:06  
Blogger Sergio said...

Pues yo ya hace muchisimos años que deje de estudiar (salvo ingles) y siguen habiendo cosas que hecho de menos.... pero siempre acabo pensando lo mismo: estudiando no ganaba dinero xD

deu crack!

31/1/08 23:21  
Blogger Oneyed-Jack said...

Buenísimo el cartel, chacho...xD

5/2/08 11:33  

Publicar un comentario

<< Home