domingo, enero 13, 2008

RECording

Hace unos días vi la película 'REC', española. No estuvo mal, es más, diría que me gustó, y eso que era una película de miedo. Sin embargo no morí, como imaginaban mis amigos que iba a suceder si yo veía una película de miedo; es lo que querían, qué malvados. Ya les dije que yo no me voy a morir (exagerando, por supuesto) por ver una película de miedo. No me importa demasiado ir a verlas, aunque prefiero otras, porque a mí me dan bastante canguelo y doy muchos repullos en el asiento. Si puedo las evito y si no puedo, no las termino de ver con mi técnica infalible de la abuela bordando: ponerse las gafas a mitad de la nariz e inclinar la cabeza para no ver con definición las escenas que uno cree que va a haber un susto grande o mucha asquerosidad. Esta técnica tiene otra denominación para personas más cultas: la técnica Sánchez Dragó.

La película 'REC' no está anda mal, insisto. El inicio, que aburrió más a mis amigos, a mí me parece muy bueno en el sentido de que muestra muy bien el trabajo de un periodista la hora de hacer un reportaje de televisión que a simple vista no tiene mucha chicha, como puede ser cómo se desarrolla la vida en un parque de bomberos. Aburrimiento, darle vueltas a las cosas para intentar conseguir algo destacable, grabar planos y declaraciones que sabemos que no van a acabar dentro del reportaje final por malos, aburridos o vacíos, repetición de tomas... Yo salí del cine pensando y diciendo que me gustó tanto esa parte, me interesó y la í tan bien hecha, que incluso propondría exponer la película o al menos esa primera parte en las facultades y escuelas de periodismo para que los alumnos vieran una recreación de qué situaciones van a tener que vivir si quieren dedicarse a esto.

En la película hay una parte en la que la reportera le dice a uno de los bomberos, ante la tranquilidad del turno que le toca, que no estaría mal que hubiera alguna alarma y que ocurriera algo para ver el despliegue y actuación de los bomberos. Que pase algo, pero tampoco muy grave, dice la chica. "Qué malos sois los periodistas, eh", me dijo un amigo, a lo que no podía hacer otra cosa que darle la razón e intentar explicarle que los periodistas, al menos particularmente, solemos tener esa 'curiosidad', ese 'pues podría pasar algo fuertecillo' motivado más bien por ver cómo se desarrollarían los acontecimientos y cómo se contaría en los medios de comunicación. Tenemos un puntillo de maldad ante la posibilidad de que ocurra algo malo.

Puse como ejemplo la caída de un meteorito a la Tierra. Se ha dicho muchas veces que muchos meteoritos podrían chocar contra nuestro planeta, peor que seguramente no pasará. Uiss, no estaría mal que ocurriera; tampoco que sea muy gordo, que no muera nadie, pero que se forme un pitote fuerte. Ya sé que generalizar es injusto, aunque esta misma sentencia sea una generalización y sea injusta, pero creo que los periodistas somos en buena parte así: nos aburre la normalidad, queremos... acción!

---

Como vídeo dejo una de las lecciones más importantes que hay que tener en cuenta a la hora de realizar un reportaje o cualquier otra pieza de vídeo que hagamos: El Raccord. Para ello contamos con uno de los mejores gags de esta primera temporada de Muchacahda Nui, protagonizado por la mujer de Lars Von Trier y la mujer de Steven Spielberg:



Etiquetas: ,

2 Comments:

Blogger Oneyed-Jack said...

raccord, que raccord? xD

13/1/08 19:46  
Blogger Sergio Sánchez said...

crei q era el único periodista q kería la caída de un meteorito...

15/1/08 15:23  

Publicar un comentario

<< Home