jueves, enero 10, 2008

Sunrise

Las dos primeras semanas iba y volvía del trabajo por la autovía, hasta que un día me volví popr la costa y me di cuenta de que ver mar de fondo durante todo el rato, con la brisa marina, los barcos, el puerto de Málaga, las playas... ademá de darme cuenta que era más largo el recorrido en cuanto a kilometraje y de igual duración que si iba por la costa. Así que desde entonxes voy y vengo siempre pegadito al mar. Al principio salía de casa siendo de noche casi entera, pero el último cambio de hora, para el invierno, veo diariamente el amanecer. La salida del sol sobre el Mediterráneo me suele pillar a la altura del paseo marítimo Pablo Ruiz Picasso, con esa fábrica de cementos, que tanto me gusta ver por la noche, a lo lejos a la izquierda del sol. Ya digo que veo amanecer cada día que las nubes lo permiten, pero hoy ha sido uno de los amaneceres más impactantes que recuerdo haber visto... puede que jamás.

Eran las 8.38 según indicaba uno de los relojes-termómetros de la carretera y a mi derecha, en el horizonte, se empezaba a ver la parte superior de un disco con un color naranja fuerte. Casi como si tuviera prisa, cada vez el disco se ve más y se intuye ya el medio círculo, hasta llegar finalmente a verse, pongamos, el 97% del total. Terminar de ver como el sol "sale" y divisar claramente su figura completa sin que moleste en absoluto a los ojos es impresionante. El sol sigue en un naranja algo menos fuerte, como el ámbar de un semáforo. No emite prácticamente luz, es un color sólido encerrado en la circunferencia. De repente, porque uno va conduciendo y hay que estar atento a la carretera, comienza a clarearse, desde dentro hacia fuera hasta llegar a un inicio de incandescencia. Se enciende el sol y brilla (foto), un naranja brillante que se extiende nuevamente desde dentro hacia fuera. En ese momento entro en un pequeño tramo de carretera de las antigua 340 por la que se conduce más rápido. Son apenas 3 o 4 minutos, pero cuando vuelvo a poder fijarme en el sol, sus rayos se han extendido fuera de sí comienzan a cegar si se mira directamente, por lo que no hay mejor que ver la estela dorada sobre el mar de Rincón de la Victoria. Cuando aparco el faltan apenas unos minutos para las 9.00. Apetece incluso ponerse las gafas de sol.
---
Safri Duo Meets Ayla - Sunrise [qué melancolía del WDM]



Etiquetas:

3 Comments:

Anonymous 2iposdeinteres said...

Ohhh, eres todo un poeta, pero .... DEJA LA BECAAA; NO NOS JODAS MÁS; MIENTRAS MÁS SEAMOS CONTRA EL SISTEMA, ANTES VENCEREMOS

11/1/08 19:34  
Blogger Sergio said...

Veo que tb te pones melancolico con canciones de la generacion del 2001, que recuerdos del WDM no? esas noches de viernes y sabados.

grandes recuerdos.

saludos amic

12/1/08 02:23  
Anonymous duna said...

jejeje si es que el amanecer se merecia un post :-)

14/1/08 09:36  

Publicar un comentario

<< Home