miércoles, junio 20, 2007

Turno de tarde

Hoy se cumple un año del inicio de las prácticas de empresa en Torremolinos. Al menos oficialmente, según los documentos de prácticas y convalidaciones, etc. Quizás se cumplieran ayer, o mañana, da igual, es un gran recuerdo, aunque lo mejor lo mejor de aquello que empezó hace un año, continúa hoy: las amistades.



Empezamos como compañeros de trabajo con buena relación, pues somos todos de la misma generación y así es fácil coincidir en gustos, opiniones y formas de ser. En el último tercio de los seis meses de prácticas empezamos a salir en grupo, como compañeros y con otros compañeros de trabajo, aunque luego se formó el grupito de becarios al que se sumaban dos informáticos. A las salidas al centro y Benalmádena se sumaron varias salidas al centro y como no, las Ico's Party I, II, III y IV dentro del período de prácticas, y la Ico's V, ya en Navidad y fuera del trabajo.

Recuerdo a mi amigo Miki diciendo eso de "Fran, sabes que cuando acabes el trabajo no los vas a volver más en la vida", una frase malagueñamente exagerada, pero que normalmente era de las ciertas. A cuántos amigos y compañeros del colegio, del instituto, de otros trabajos o de otros lugares en los que se hayan hecho alguna s relaciones algo permanentes con otra persona, habremos dejado de ver casi de golpe al acabar la vinculación al sitio común: a muchos...

Yo pensaba que iba ser así, quizás algo más progresivo, pero que al final perderíamos el contacto como con otras personas. Pero no, Miki sobre todo, y yo, estábamos equivocado, al menos de momento y que sea por mucho tiempo.

Ya son seis meses de compañeros de trabajo y seis sin serlo, y entre algunas salidas al centro, a tomar algo por ahí, alguna moraguita y el onmipresente Messenger, ahí seguimos, al pie del cañón.

Desde aquí un gran abrazo al elemento del post-it de abajo a la derecha y dos grandes besos a las chicas. Los 4 fantásticos que formamos aquel "turno de tarde" durante algunos meses en Edicosma, y que luego se amplió con otra compañera a la tarde y con las agradables "visitas" de las chicas de la mañana con las que también guardo contacto. Y recuerdos también para el resto de compañeros del departamento, de los que siempre dije que lo mejor era que aunque no tuviese contacto con ellos, si un día me los encontrara por la calle los podría saludar y echar unos minutos de charla; como ya ha pasado alguna vez, por cierto.


Y de vídeo, la canción 'Muñeca de Trapo' de La Oreja de Trapo, una canción que estuvimos escuchando en torno a las 7 de la tarde cada día hasta que nos birlaron la radio... quién sería...




Ala, un post cursi a no más poder, casi tan pasteloso como Spiderman 3. Sólo casi...

Etiquetas: